¿Es doloroso un injerto capilar?

Es una de las preguntas más frecuentes que nos hacen nuestros pacientes. Existen muchos temores y mitos en torno a los injertos capilares, por eso en Medical Hair nos tomamos nuestro trabajo muy en serio y respondemos todas las preguntas a nuestros pacientes de forma sincera y sencilla. En este caso, te decimos por qué no es doloroso el injerto capilar.

¿Es doloroso un injerto capilar? 5 razones por las que no hay nada que temer

Estamos seguros de que la mayoría de personas no quieren sentir dolor bajo ninguna circunstancia. Y cuando se habla de una intervención quirúrgica del tipo que sea, lo que todo paciente quiere saber es si es doloroso. En nuestro caso, nuestros pacientes nos preguntan ¿Es doloroso un injerto capilar? Y a continuación respondemos con 5 buenas razones por las que no hay nada qué temer.

Procedimiento ambulatorio

Por lo general, la operación de injerto de pelo es un proceso ambulatorio, es decir, los pacientes no necesitan ser hospitalizados ni por una noche. El mismo día que el paciente es sometido a la operación, puede volver a su rutina diaria solo con ciertos cuidados de higiene y medicamentos. Así que la operación no supone mayores complicaciones.

Anestesia local

Existen tres tipos de anestesia: general, local y regional. Para los trasplantes de pelo solo se necesita anestesia local y los pacientes no sienten dolor. En muchos casos se aplican protocolos de sedación por vía oral, pero solo con el objetivo de relajar totalmente al paciente para poder realizar el proceso de manera óptima.

Picazón ligera

Cuando los pacientes están recién operados lo primero que notan es la formación de pequeñas costras que sin embargo desaparecen con el paso de los días. En ese contexto, lo que los pacientes llegan a experimentar es una picazón que es tan ligera que no genera mayor incomodidad ni riesgo.

15 días después

Los pacientes pasan por consulta al mes del procedimiento y en ninguno de los tipos de intervención, manifiestan sentir dolor o incomodidad alguna. Al contrario, luego de retirar los puntos o hacer otros procedimientos de rutina, los pacientes inician el ciclo más importante para recuperar su cabello y su confianza.

Proceso de crecimiento

Durante los siguientes 4 o 5 meses, los pacientes pasarán por un proceso en el que los folículos pilosos que fueron injertados comenzarán a crecer. El ritmo de crecimiento varía en cada persona, ningún médico puede decir con precisión en qué tiempo crecerá el cabello hasta un largo deseado, pero sí que es seguro que durante estos meses, el cabello comenzará a crecer. Y en ese tiempo, el paciente no experimentará dolor.

Por tanto, podemos decir con certeza que el injerto capilar es un proceso rápido, sencillo, sin riesgos e indoloro. Desde la operación hasta el crecimiento del cabello, los pacientes no experimentan dolor ni incomodidades, siempre y cuando existan los cuidados y la higiene adecuada. Y si quieres iniciar este proceso, en Medical Hair te ayudamos.

PONTE EN CONTACTO

Estamos a tu disposición

Somos miembros de: